Editar el contenido
Deportes, Fisioterapia

Golpeando la vida con FootGolf: hacer deporte evitando lesiones

Publicado el

En el tranquilo oasis de su clínica en Marbella, Carlos Sarmiento, fisioterapeuta y osteópata, nos comparte cómo su pasión por el FootGolf, una disciplina deportiva emergente, se ha entrelazado con su vocación profesional. Carlos es jugador de la selección española de FootGolf, un deporte que combina las técnicas del fútbol con las reglas y el entorno del golf.

«El FootGolf nace alrededor del 2008 en Holanda y llega a España sobre el 2014. Es una fusión entre el fútbol y el golf, básicamente más tirando un poquito hacia el golf», explica Carlos. Se juega con una pelota de fútbol en campos de golf con hoyos de 52 cm de diámetro, una tarea que, según Carlos, «parece mucho más fácil de lo que luego realmente es».

Este deporte ha atraído a unos 2500 jugadores en España, donde sigue luchando por el reconocimiento oficial. Carlos destaca el perfil de los jugadores: «La mayor parte de ellos son exfutbolistas o tal vez algún futbolista, aunque es más difícil que sean activos ya que los torneos suelen ser de fin de semana». Digamos que es una manera más suave de jugar al futbol ya que no tienes que estar corriendo constantemente 2 horas, con la fatiga y el riesgo que eso puede conllevar sin una forma física tan rígida.

Sin embargo, la preparación física es esencial para evitar lesiones, especialmente en los cuádriceps, debido a la potencia requerida para los golpes. «Tienes que tener una rutina de entreno semanal para que tengas el cuerpo en condiciones para evitar y prevenir lesiones», dice Carlos, quien pasó de ser fisioterapeuta a jugador de la selección en la categoría senior, aprendiendo a fortalecer su musculatura para evitar lesiones frecuentes.

El juego no solo es accesible para los jóvenes sino también para las personas mayores, siendo un deporte ideal para aquellos que buscan mantenerse activos sin someter al cuerpo a la rigurosidad del fútbol tradicional. «Una persona de 40, 50 años no podría jugar bien un partido de fútbol, pero sí uno de FootGolf», comenta Carlos. No obstante, advierte sobre la necesidad de estar físicamente preparados para evitar lesiones.

Carlos reflexiona sobre la importancia de la actividad física y el cuidado adecuado: «Es bueno hacer deporte, sí, pero en su justa medida. Soy el primero en recomendar hacer deporte porque te va a proteger el esqueleto, pero si le meto exceso de trabajo a esos músculos que ya están un poquito más flojitos, esa protección se convierte en lesión».

En el ámbito de la fisioterapia, Carlos ha implementado sus terapias con el uso de un brazalete que mejora el uso de la radiofrecuencia en la sesión. «Desarrollé este brazalete para mantener en función el efecto de la Indiba mientras trato manualmente el paciente, de hecho, lo he patentado. Es un modelo de utilidad que me permite mejorar una técnica que ya existe… por lo tanto conseguimos el doble de resultado en una misma sesión», explica sobre la combinación de tecnología con terapia manual que acelera la recuperación de lesiones musculares y óseas.

Carlos concluye con una advertencia sobre el intrusismo profesional en la fisioterapia, que puede tener graves consecuencias para la salud de los pacientes. «En nuestra profesión, el intrusismo se repercute en tu salud… no es simplemente una cuestión de dinero. Cuando una persona está inmovilizada y con dolencia, lo único que desea es recuperarse rápidamente y la posibilidad de reducir el dolor y los tiempos de recuperación es fundamental para un profesional serio.»

Este deporte híbrido, junto con los avances en la fisioterapia, nos muestra cómo la innovación y la tradición pueden coexistir, brindando no solo una fuente de entretenimiento y competición sino también una herramienta para mejorar nuestra calidad de vida. El FootGolf, al igual que el enfoque holístico de Carlos hacia la terapia física, invita a todos, sin importar su edad, a golpear la vida con la misma pasión y precisión con la que se golpea una pelota en el green.

COMPARTIR
es_ES