Editar el contenido
Clínicas y hospitales, SALUD, WELLNESS

Buchinger Wilhelmi celebra el 50º aniversario de su inauguración en Marbella

Publicado el

El pasado jueves 7 de septiembre, la Clínica Buchinger Wilhelmi de Marbella celebró de manera grandiosa su quincuagésimo aniversario. El evento fue una experiencia envolvente en la que aproximadamente 150 personas, entre las que se incluyeron autoridades, representantes de la industria hotelera, pacientes y colaboradores, se embarcaron en un viaje a través del tiempo.

En esta ocasión única, las diferentes generaciones compartieron detalles fascinantes y desconocidos sobre la historia de la clínica, desde su fundación hasta el presente, destacando su firme compromiso de ofrecer servicios de salud y bienestar de la más alta calidad a pacientes de todo el mundo. La Clínica Buchinger Wilhelmi, fundada en 1973 por María Buchinger, conocida como la gran Dama del ayuno, y su esposo Helmut Wilhelmi, ha mantenido una posición líder en el ámbito de la medicina integral, el ayuno terapéutico y la promoción de un estilo de vida saludable.

La celebración se desarrolló en el ambiente veraniego característico de la clínica y contó con la distinguida presencia de invitados especiales, entre ellos figuras políticas como Francisca Caracuel y Carmen Díaz del ayuntamiento de Marbella, el alcalde de Estepona Jose María García Urbano y su esposa, el presidente de AEHCOS, José Luque García, así como pacientes leales, amigos como el Conde Rudi y su esposa María Luisa, miembros del consejo de las Clínicas Buchinger Wilhelmi y numerosos colaboradores. Todos fueron recibidos con un cóctel exquisito y saludable al estilo Buchinger Wilhelmi, marcando el inicio de una noche única.

El punto culminante de la velada fue la proyección de un documental especial que relató los 50 años de historia de la clínica, con conmovedoras intervenciones de la familia Buchinger Wilhelmi Rohrer y un viaje retrospectivo desde 1973 hasta 2023. Durante estas intervenciones, la actual dirección de la clínica, encabezada por Katharina Rohrer-Zaiser y Víctor Wilhelmi, destacó el carácter familiar que ha caracterizado a la empresa desde sus inicios y reconoció a los pacientes y al equipo de Buchinger Wilhelmi como fundamentales para su éxito.

La teniente de alcalde de Marbella, Francisca Caracuel, resaltó la importancia de la clínica como un referente mundial en salud y calidad, subrayando su contribución a la historia y la marca de Marbella.

Raimund Wilhelmi, presidente corporativo de las Clínicas Buchinger Wilhelmi, en su discurso, destacó la sólida colaboración entre las clínicas de Marbella y Überlingen (Alemania), así como la estrecha relación con los colaboradores, un factor clave para el éxito presente y futuro.

Uno de los momentos más emotivos fue la intervención de Claus y Jutta Rohrer, quienes compartieron su experiencia personal y el momento decisivo en el que, después de la llamada de la madre de Jutta, María Buchinger, tomaron la decisión de dejar atrás su vida en Alemania para unirse a la clínica en Marbella y dar inicio al turismo de salud. Claus Rohrer expresó con emoción: «Somos el refugio, por no decir el santuario, de muchas personas que buscan estar más sanas y felices en la vida; eso es lo que realmente llena nuestra vida». Jutta Rohrer enfatizó la importancia de contar con pacientes leales y satisfechos, y expresó su sincero agradecimiento al pueblo de Marbella, destacando que siempre los han recibido con los brazos abiertos.

La Dra. Françoise Wilhelmi de Toledo, directora científica de Buchinger Wilhelmi, resaltó los fundamentos del ayuno terapéutico y la constante investigación que respalda su eficacia. Subrayó la misión de las clínicas, que consiste en «capacitar a las personas para vivir una vida sana y plena, y promover una longevidad activa y saludable».

Las intervenciones también incluyeron a Victoria Cano, quien fue enfermera durante más de 40 años y comenzó su trayectoria con la fundadora María Buchinger, destacando algunas anécdotas de la época. Asimismo, Mme. Asma Chaabi, una leal paciente de origen marroquí, compartió su experiencia y cómo las estancias en la clínica han influido en su desarrollo personal y profesional.

El destacado final de la celebración llegó de la mano del escritor y premio Nobel, Mario Vargas Llosa, quien, a través de un vídeo, enfatizó la importancia de comprender nuestro propio cuerpo para poder cuidarlo, lo que, a su vez, nos permite vivir una vida más plena y longeva. En sus palabras finales, Vargas Llosa compartió: «Cuando vivo esos momentos difíciles de la vida cotidiana, me ayuda a pensar que allí en Marbella hay un hogar donde más tarde o más temprano puedo llegar y recuperar el optimismo, esa paz interior maravillosa».

COMPARTIR
es_ES