Editar el contenido
Equipamientos, FITNESS

Entrenar equilibrio y fuerza en los niños, con Slackline es un juego

Publicado el

Es posible que hayáis visto gente caminando sobre un slackline en un parque.
Quizás esto te haya llamado la atención. Acaso no te ha provocado el pensamiento de: yo también podría intentarlo… !!.

Slacklining es una excelente manera de desarrollar nuevas habilidades para adultos y por supuesto para niños. Aquí te contamos cómo configurar un slackline para niños.

¿POR QUÉ UN SLACKLINE ES BENEFICIOSO PARA LOS NIÑOS?


COMPETENCIA DE MOVIMIENTO
Slacklining ofrece una solución universal y te permite explorar y experimentar el efecto de la gravedad por ti mismo. El entrenamiento metódicamente correcto con slackline mejora significativamente la curva de aprendizaje y permite a cada alumno mantener el equilibrio sobre el slackline en una o dos lecciones. Dado que mantener el equilibrio en un slackline es una habilidad de coordinación, comparable a la natación o el esquí, puede aportar beneficios a largo plazo y fuera de las clases escolares.

COMPETENCIA PERSONAL
La capacidad de caminar y mantener el equilibrio en un slackline a menudo se considera una habilidad que sólo pueden dominar personas con un «talento especial». Por lo tanto, es muy buena para desarrollar la confianza.

COMPETENCIA REFLEXIVA
La técnica, la concentración y la postura juegan un papel fundamental en el slacklining. Un manejo adecuado produce éxitos inmediatos y perceptibles: esto aumenta permanentemente la motivación para seguir trabajando en la metodología, la concentración y la actitud mental.

Todo esto mientras te diviertes, ¿no es maravilloso?

¿ES SLACKLINE PELIGROSO PARA LOS NIÑOS?
Por supuesto que no, sólo hay que instalarlo correctamente. Debe estar a la altura adecuada en relación con los niños. Con demasiada frecuencia la gente se desanima con el slackline, no porque sea difícil sino porque empiezan con un slackline mal configurado para su nivel (como poner a un niño en una bicicleta para adultos).

Haz que tu entorno sea seguro con un slackline:
– Encuentra anclajes sólidos, como árboles fuertes. (No olvide usar ropa adecuada).
– Revisar el entorno y la zona de recepción. No debe haber piedras ni otros obstáculos peligrosos. Lo mejor sería un césped bien cortado.
– No coloques tu línea demasiado alta. (a la altura de las rodillas para niños, es perfecto)
– El hilo no debe ser demasiado largo y debe quedar estirado. Un slackline de 3-4 m ya es muy largo para los niños.
– Bloquee su trinquete y agregue un ratpad para mayor seguridad.

¿PODEMOS ENTRENAR JUGANDO CON SLACKLINE?
Aquí tenéis un vídeo con una propuesta de juego. Funcionan con un slackrack o con un slackline clásico para niños.

¿CÓMO ADAPTAR LA DIFICULTAD PARA LOS NIÑOS?
Si caminar por la línea es demasiado difícil, hay varias razones. Primero, la línea puede ser demasiado larga y no lo suficientemente apretada. Esto es lo primero que hay que arreglar.

Luego existen otras formas de facilitar la práctica:
+ Tomar la mano o ambas manos de un adulto o de otro niño.
+ Establecer una línea de ayuda por encima del slackline. Debe ser accesible para el niño con los brazos en alto.
+ Utilizar una base que se apoye en el suelo, como un bastón.

COMPARTIR
es_ES