Editar el contenido
EVENTOS, SALUD

Los retos de la biomedicina en los viajes espaciales y en las profundidades marinas

Publicado el

Los seres humanos se han adaptado a la gravedad terrestre. Vivir de manera saludable en el espacio es pues todo un desafío que investigadores y astronautas están abordando paso a paso. La información extraída de los experimentos realizados en la Estación Espacial Internacional (EEI) está mejorando nuestro conocimiento sobre el cuerpo humano en este hábitat cósmico. Esto está promoviendo el estudio de terapias, entrenamientos, formación e incluso medicamentos que favorezcan unas condiciones óptimas para nuestra salud ahí arriba.

En la cumbre internacional SUTUS 23 (Space & Underwater Tourism Universal Summit), que se celebrará del 26 al 28 de Septiembre en Les Roches Marbella, el catedrático Isaac Túnez (Dusseldorf, 1972), que recibió formación intensiva en Harvard y que actualmente, como Secretario General de Salud Pública e I+D+i en Salud, es responsable de 5 institutos y 2 centros temáticos que aglutinan a más de 4.000 investigadores, explicará los nuevos conceptos, paradigmas y situaciones a las que se enfrenta la Biomedicina Aeroespacial.

Los grandes retos pues en materia de salud para astronautas, científicos y turistas espaciales fuera de nuestra gravedad están centrados actualmente en:

Telemedicina espacial: Permite a los astronautas recibir atención médica en tiempo real desde la Tierra, con aplicaciones útiles en áreas remotas de nuestro planeta.

Medicina regenerativa en el espacio: Se investiga cómo la microgravedad afecta la regeneración celular y la reparación de tejidos, lo que podría conducir a terapias regenerativas más efectivas en la Tierra y a contrarrestar el envejecimiento.

Estudio de la radiación cósmica: Se están desarrollando métodos para medir y mitigar los efectos de las grandes radiaciones solares y cósmicas a las que están expuestos los astronautas.

Nutrición espacial personalizada: Se investiga cómo personalizar la dieta de los astronautas y, por ende, de los turistas espaciales, basándose en datos genéticos y biomarcadores, para así optimizar su salud y rendimiento en el espacio sin afectar al organismo.

Simuladores médicos avanzados: Desarrollo de simuladores que permitan a los profesionales practicar técnicas médicas en condiciones realistas en el espacio.

-Estudio del microbioma espacial: Investigación sobre cómo el microbioma de los astronautas cambia en el espacio, con implicaciones en la comprensión de enfermedades y tratamientos.

Medicina subacuática e hiperbárica

A medida que hacer turismo bajo las profundidades marinas se hace más habitual, la biomedicina se enfrenta aquí a otra serie de retos y consideraciones específicas para garantizar la salud y la seguridad de los turistas subacuáticos. Aquí están algunos de los principales desafíos:

-Las enfermedades de descompresión producidas por la rápida ascensión a la superficie, tras pasar un tiempo considerable a grandes profundidades. Provocan dolor de articulaciones, parálisis corporales y problemas neurológicos.

-Los efectos de la presión del agua en la salud cardiovascular.

-Asimismo, al igual que en la medicina espacial, la salud mental también es vital: se ha de estar preparado emocionalmente para viajar en submarinos o embarcaciones turísticas de pequeñas dimensiones que se sumerjan a miles de metros de profundidad.

Por otra parte, en Andalucía se podría empezar a trabajar en breve en procesos de formación de profesionales asistenciales de la Salud, en el campo de la conquista del espacio a nivel comercial.

Zona Demo: Entorno UCI extremo IAVANTE, la línea de formación y evaluación de competencias profesionales de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud, perteneciente a la Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, escenificará en un stand un modelo UCI para mostrar la metodología a emplear en situaciones extremas y complejas de alta incertidumbre. Es decir, cómo actuarían los profesionales de la medicina en escenarios tan tensionados como un conflicto bélico, la Estación Espacial Internacional o en las misiones Artemis.

Se trata de replicar un entorno clínico en el que se tienen que tomar decisiones drásticas en lugares críticos, ya sea dentro de la cabina de un Airbus 320 o en un batiscafo de las medidas del siniestrado Titan.

COMPARTIR
es_ES